Calentón y gatillazo (90-76)

Publicado por Victor Plaza en

Corría el minuto cinco del partido y el Barcelona seguía con el contador a cero. El Estudiantes, envalentonado, ya llegada a los dos dígitos. Alessandro Gentile mostraba un clínic de movimientos al poste. Imparable. El Estudiantes, que venció en el Palau la pasada temporada, tenía toda la intención del mundo de repetir hazaña.

El primer cuarto del equipo de Berrocal fue inmejorable. En ataque y en defensa. Los colegiales dejaron al Barcelona en 10 puntos al término del primer acto, con ventajas de hasta 15 puntos.

Pero claro, los partidos duran lo que duran, y más ante un rival de Euroliga. Seguía siendo el Barça favorito pese a su tímida salida. Poco a poco, el equipo de Pesic fue encontrando su juego, ayudado por el bajón defensivo del Estudiantes. 60 puntos anotaron los locales en los dos siguientes cuartos, antes y después del descanso.

Con Cook la maquinaría funcionaba, como es habitual. Sin él -y sin la mayoría de titulares- las cosas cambiaban. El Estu perdía rebotes sin Caner-Medley, puntos sin Gentile y asistencias sin Omar. Y sin nadie, porque no hay un jugador en el roster madrileño para tal efecto, defendía a Tomic. Un juego de niños en la pintura.

Cuesta abajo

Todo se torcía con el paso de los minutos. Para parar a Tomic, Berrocal plantó una zona. Caso error siempre que la defensa no sea por encima. El pívot del Barcelona seguía recibiendo con comodidad. Además, Heurtel tomaba los mandos y Kuric apuntilla desde el triple. Solo Cook con tres triples consecutivos batallaba por el encuentro.

Mientras, Gentile fue la viva imagen del Estudiantes hoy. Si empezó como un tiro, acabó desubicado. Tanto que vivió el final del partido en los vestuarios tras una doble falta técnica. Su primera descalificante en Liga Endesa. Si soy sincero, mucho ha tardado en llegar.

Y el final, lo conocido. Conatos de remontada estudiantil liderados por Clavell, especialista en momentos finales. Pero el gatillazo tras el subidón del primer cuarto era imparable.

No era un partido de la liga del Estudiantes. Berrocal dijo que se compitió: más bien, Estudiantes se agarró a las rentas del 1Q durante el resto del encuentro.

Balance de 9-14 en Liga Endesa y el descenso que aprieta. ¿La renta? Dos victorias frente a Murcia y Breogán. Al mínimo despiste, máxima alerta.

El semáforo

: 10 minutos para el recuerdo. Muy posiblemente de los mejores del año. Al Estu le salía todo. Magnífica gestión de Berrocal moviendo el banquillo para no perder la intensidad.

:Gentile, ángel y demonio: el italiano en estado puro. Dueño y señor de la primera parte, al que el Barcelona no ponía cerrojo. Después, forzó demasiado y se quejó a los árbitros, quizá con más razón de la que el resultado sentenció: doble técnica y a los vestuarios.

: Mal día de Whittington y Nik: sufrieron a Tomic en defensa y se desinflaron en ataque. El pelirrojo, con un 1/5 en triples. Caner-Medley capturó cinco rebotes en el 1Q y ahí se quedó.

Próximo partido:

Domingo 24 de marzo a las 12:30h…Movistar Estudiantes – UCAM Murcia


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *