De piel gélida

Para romper maldiciones deben suceder cosas extraordinarias, fuera de lo común. Movistar Estudiantes llevaba trece años sin triunfar en el Fernando Martín. Ayer se jugó sin público. Ayer a un chaval de 20 años no le tembló la mano para anotar tres tiros libres a falta de dos segundos. Ayer Leer más…