Naufragio asumido en Sevilla (88-66)

Publicado por Victor Plaza en

Quinta derrota consecutiva del Movistar Estudiantes, en este caso en Sevilla a manos del colista de la Liga Endesa, el Coosur Betis. El conjunto de Dzikic cayó de manera clara y merecida, en un encuentro donde los colegiales nunca estuvieron por delante. Saltan todas las alarmas: el Estu es el nuevo colista de la ACB

Bastaba con poner la tele en el minuto uno y cerciorarse de la situación: la pasividad, desgana y apatía de los jugadores que hoy vestían de azul era evidente, frente a la agresividad, confianza y motivación de los verdiblancos. El Estu asumió la derrota desde el salto inicial. El conformismo es tal que el marcador se disparó sin control. Se puede perder, pero nunca de esta manera.

Era un partido marcado en rojo en el calendario. Un enfrentamiento directo. Una oportunidad para enderezar el rumbo. O todo lo contrario. Sale en coma el Estudiantes de Sevilla: baño del colista. Y en puestos de descenso.

Es inadmisible cómo defiende el Estudiantes de un mes a esta parte. Nada que ver con las buenas sensaciones que transmitía en el equipo de Dzikic en sus primeras semanas. El Betis, como todos los rivales anteriores, apenas se esforzó para anotar. Los pasillos, la fragilidad y la absoluta falta de comunicación y concentración defensiva es una mochila muy difícil de llevar, cuyo peso arrastra al club hacia el descenso y su -parece irremediable- desaparición.

El Estu, experto en resucitar rivales, lo hizo con el Betis en general y con Oliver en particular. Clínic con 41 años, el enésimo. De los nuestros, sin noticias. Pressey se vio superado y acelerado. De Toney Douglas, mejor ni hablar. Muy falto de ritmo, como era de esperar.

Pero ni los que se esperan aparecen. ¿Cuánto dinero le cuesta al Estudiantes cada punto de Brizuela? Quizá le viene grande tanta responsabilidad, más aún cuando la historia de toda una institución está en juego. Es el líder del club en su momento más crítico. Y, por ahora y como el resto de sus compañeros, no responde a las expectativas.

Podría enumerar muchos más casos. Algunos son males habituales, como la pelea por los rebotes. Betis capturó 14 más que los pívots colegiales. Un mundo. Únicamente, hoy es de justicia excluir a Scrubb, sus 19 puntos y sus -al fin- buenos porcentajes de acierto. El mejor músico de la orquesta del Titanic que es Movistar Estudiantes.

https://twitter.com/ACBCOM/status/1201126278931210240

Del partido en si poco que contar. Inmensa superioridad bética. Conger sumando descosidos en la defensa visitante. Tardío conato de remontada estudiantil, allá por la mitad del último cuarto. Después, otra bajada de brazos para disparar el resultado al -22. Ya nos acordaremos del basketaverage.

Prepárense para volver a sufrir una temporada más. Aunque para tristeza de muchos y alivio de unos cuantos, quizá ésta sea la última.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *