Segundos cuartos nunca fueron buenos (72-87)

Publicado por Miquel Cuenca en

El Real Madrid ganó a Movistar Estudiantes en el primer derbi madrileño de la temporada en un partido donde un horroroso segundo cuarto sentenció a los colegiales

Así se vivió desde la grada

El partido empezó con la bola para Movistar Estudiantes pero el Real Madrid fue el primer equipo en anotar tras los 4 puntos consecutivos de Trey Thompkins. El equipo colegial intentaba encestar sus primeros puntos, pero, pese a recuperar diversos rebotes ofensivos, no se estrenó hasta el minuto 6:50 (estando ya perdiendo 0-6) con la canasta de Palacios que ponía el 2-6 y que fue respondida con dos puntos más de un Thompkins de dulce que ya encadenaba 6 puntos en el primer cuarto del duelo madrileño.

Tavares, tras el triple fallado de Caroll, consiguió recuperar un balón en ataque y colocaba el 2-10 para que, en la siguiente posesión, Kadji pusiera el 4-10. Un marcador que siguió de parte de los colegiales anotando Phill Scrubb, después de una personal de Carroll, los dos tiros libres y recortando a 6 puntos la ventaja del Real Madrid (6-12). Durante el transcurso del cuarto, Estudiantes continuó peleando a remolque ante un Real Madrid pasivo que finalmente, a 22 segundos de su finalización, sucumbió y vio como Avramovic, con un canastón a aro pasado, pudo empatar el encuentro 19-19. La alegría del empate duraría muy poco tras un triple de Campazzo que cerró el cuarto con 19-22 para los merengues.

El segundo cuarto fue una pesadilla para Estudiantes y es que el Real Madrid ya empezó avisando de sus intenciones solo empezar con un gran mate de Tavares. Los ataques fallidos de los colegiales, las malas decisiones y el acierto en el tiro del equipo dirigido por Pablo Lasso sentenciaron el partido (yendo el Estu, a partir de este cuarto, a remolque todo el partido). Hasta 5 triples consecutivos llego a encestar el Real Madrid. Unos lanzamientos fuera de la zona de 2 puntos que pusieron el +16 de ventaja (26-42) y que, más tarde, tras una técnica pitada por «flooping» a Kenny Kadji, se puso a 21 puntos (30-51). Tras el pitido final, los jugadores de ambos equipos se marcharon a vestuarios después de un segundo cuarto con un horroroso parcial de 11-31 en contra de los colegiales.

En el inicio de la segunda mitad, todo siguió igual. Un triple inicial de Jordan Mickey agravó aún más la situación (34-56). Todo intento de los colegiales de bajar de la distancia de 20 puntos fue inútil. Los contraataques y las posesiones tras anotación estudiantil fueron muy efectivas para el equipo merengue y, pese a llegar a tener una ventaja de +25 puntos (38-63), el tercer cuarto terminó 49-69 con un Kenny Kadji estelar -19 puntos en todo el partido con 8/16 en tiros)-.

El último cuarto del partido fue inaugurado por Arteaga que pondría el 51-69, un inicio de cuarto que estaría a favor de los locales tras otros +2 puntos del de Cuenca (53-73). Pese a la mejoría ofensiva de Estudiantes, el Real Madrid no dio tregua y tanto Tavares como Thompkins, Jordan Mickey y Jeffery Taylor fueron agrandando, otra vez, la ventaja del marcador con +21 puntos (58-79).

Dos tiros libres anotados por Avramovic -sumado al posterior triple conseguido por el serbio- permitió a los colegiales recortar distancias en el marcador el cual, lucía un 63-79. Tras la mejora del equipo de Dzikic, se consiguió recortar todavía más la ventaja tras una grandísima jugada de Juan Palacios que terminó el mismo y que colocó el 67-81, activando a la grada local del Wizink Center a 3 minutos para el final. El posterior lanzamiento de triple de Dukan, permitió maquillar el marcador a -11 puntos, pero, finalmente, el derbi madrileño se lo llevaría el Real Madrid por 72-87 dejando tocado a un Estudiantes colista y a un Real Madrid consolidado como líder de la ACB.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *