Se busca entrenador valiente para temporada decente

Publicado por Victor Plaza en

El baile de nombres ha comenzado. Pocos entrenadores contrastados disponibles, aún menos información. Muchas cartas en la baraja y ninguna al mismo tiempo. Se busca un entrenador que acepte liderar un proyecto inestable y repleto de incógnitas. Es decir, un valiente. La búsqueda se antoja difícil. 

Josep María Berrocal es historia del Movistar Estudiantes. Biografía de la negra, de la que conviene dejar atrás cuanto antes pero no olvidar, con el objetivo de no cometer los mismo errores.

Ahora son semanas importantes. Estudiantes busca entrenador, como lo hizo antes del partido en Murcia, con Berrocal en la cuerda floja. Entonces no encontró un sustituto ideal -visto lo visto, cualquiera lo hubiera mejorado- y ahora vuelve al mercado de los banquillos.

Avisamos desde ya que este texto no contiene información. El sustituto de Berrocal es un secreto bien guardado en el club. Pensamos en voz alta. Igual que creemos que Estudiantes debe tener medio apalabrado al sustituto de Berrocal (despedir a un entrenador sin un plan más o menos encaminado es un riesgo), no hay pistas sobre ningún nombre. Vamos con la situación de algunos posibles candidatos.

Por facilidad contractual, hay entrenadores libres o que acaban contrato. Diego Epifanio, por ejemplo, que termina su relación laboral con el San Pablo Burgos, al que ascendió de LEB, mantuvo en ACB y clasificó para Europa esta misma temporada. Pero parece haber acabado un ciclo en Burgos. Epi no sería el volantazo que muchos esperan, ya que tiene un carácter similar a Berrocal, aunque con bastante más experiencia y crédito en ACB.

Libres están Salva Maldonado y Óscar Quintana. La vuelta del primero es muy improbable, ya que salió muy quemado de su etapa en Serrano. A su favor, conoce bien la casa y la cantera colegial. Quintana, con sus desacreditaciones públicas al Estudiantes y con un historial deportivo deplorable en sus últimos años, es una opción muy pobre.

Dos nombres potentes gustan a la afición. Por carácter, muy alejados de la tranquilidad -pasividad, inoperancia- del banquillo estudiantil en las últimas temporadas. Pero complicados de convencer. El primero, Joan Peñarroya. El catalán puede rescindir su contrato con el Manresa y decidir su futuro. Un problema gordo sobre la mesa: ¿qué proyecto deportivo le puede ofrecer Estudiantes cuando acaba de jugar Playoffs con el Manresa, al que además unen sentimientos personales? Para más inri, está en la agenda de varios clubes a un escalón deportivo superior al del Estu.

El otro: Jota Cuspinera. Él sí fue el más cercano a ser el sustituto de Berrocal a mitad de temporada. De la casa, de los que más gustan en la zona noble, pero peleado con Asensio. No tiene pinta…

Del banquillo del Fuenlabrada surge también Néstor ‘Che’ García. Apunte editorial: es nuestro favorito. Conoce la ACB y supondría todo lo contrario a Berrocal en cuanto a gestión de grupo. Un líder necesario para iniciar un proyecto y acabar con años de desilusión. Dirigirá a la República Dominicana en el Mundial de China. Después, su futuro es toda una incógnita.

De la cantera, varios nombres. Uno está fuera, en el eterno rival, pero triunfando. Mariano de Pablos, campeón con el juvenil del Real Madrid. Si se quiere potenciar a la gran generación del 2000, no hay hombre mejor. La opción de Javi Zamora también está ahí, aunque ya ha pertenecido al staff de este año y sería dar continuidad a un proyecto fallido.

Apuntamos dos nombres menos llamativos: no perdáis de vista a Natxo Lezkano, sin equipo tras tres temporadas en el Breogán, o a Luis Guil, que ya estuvo en la agenda del Estudiantes el pasado verano. Habitual de las categorías inferiores de la selección española, aunque con un bagaje pobre en ACB. Opción barata poco contrastada. Nos suena de algo…

Como Sergio Valdeolmillos, que no triunfo aquí y este año ha descendido a LEB con el Delteco GBC. Sería dar pasos hacia atrás. Porfi Fisac, por el contrario, sería una enorme noticia, pero con la gran temporada del Zaragoza, se lo rifarán al final de temporada. Ninguna opción.

Sorpresa sería la contratación, por ejemplo, de Piti Hurtado, conocido para los más jóvenes por sus retransmisiones en Movistar, pero alejado de los banquillos desde hace algunos años. Una opción tan valiente como alejada.

Quizá, por la dificultad de encontrar un entrenador contrastado, Willy Villar mire a la LEB, opciones poco ilusionantes. Allí puede encontrar a Paco Garcia, que dirige desde hace tres años al Valladolid; o a Diego Ocampo, que guarda un buen recuerdo personal de su paso por Estudiantes, entrena al filial del Barcelona y aceptaría de buen grado una propuesta colegial, que salvo sorpresa no llegará. No funcionó entonces, aunque el mal es endémico.

Porque el banquillo de Estudiantes quema y desgasta: Pedro Martínez, Mariano de Pablos, Luis Casimiro, Orenga, Pepu, Trifon Poch, Vidorreta, Valdeolmillos, Diego Ocampo, Salva Maldonado, Berrocal…una ristra de nombres con muchos más fracasos que aciertos en los últimos años. Así nos va.

Movistar Estudiantes afronta los días y semanas más importantes del verano. Acertar en el entrenador es primario, más incluso que los fichajes, en los que intervienen más condicionantes.

¿Cuál es tu favorito? ¿Quién crees que se sentará en el banquillo del primer equipo la próxima temporada? Puedes votar en nuestra encuesta y comentar en nuestra cuenta de Twitter.

PD: ¿y Aíto García Reneses? Reneses, Resines. Pues eso, un sueño.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.