Brotes verdes (82-78)

Publicado por Victor Plaza en

No ha habido que esperar mucho para conseguir la primera victoria de la temporada. Se logró en el Wizink Center ante un rival de entidad como es el Herbalife Gran Canaria. Y fue un triunfo igualado y merecido. Por saber competir, remontar y defender cuando toca. Porque se nota (y aún es pronto) la mano de un excelente entrenador. Porque la plantilla tiene físico, hambre y talento. Y porque, en definitiva, este Estudiantes es infinitamente mejor al de la pasada temporada.

Mejorar era fácil, pero hacerlo tan rápido no tanto. La mayoría de fichajes parecen ya encajados, si exceptuamos a Pressey (hoy negado de cara al aro), Palacios (demasiado individualista) y Dukan (con errores defensivos de bulto). El resto, cumplen con creces y ya son determinantes.

Philip Scrubb, por ejemplo, cuenta con una IQ altísima, y supo sustituir a Pressey y ganarse el puesto en los minutos clave. 12 puntos y 6 asistencias le completan. Lo hace fácil y rápido. Fue el timón cuando Gran Canaria más apretaba.

Los isleños salieron muy bien, ayudados por constantes desconexiones defensivas del Estudiantes, que también sucedieron en la segunda mitad, aunque en menor grado. Con varias canastas sencillas, los de Katsikaris llegaron a ir ocho arriba (6-14), pero tras tiempo muerto de Dzikic (novedad), el Estudiantes recobró el control y ya no lo cedió.

El más constante, como siempre, Brizuela, opción ofensiva número uno en los colegiales. Y él, con el descaro y acierto habitual, suma que te suma. Apunta a mejor nacional de la Liga Endesa. Otra vez.

Este año está más acompañado, como mencionábamos en el análisis de temporada. Hoy, prueba evidente. Junto con Scrubb, Dangubic adquirió galones como si llevara jugando aquí tres años. Es un portento físico y le sobra el talento. Si coge forma, puede ser el gran tapado de este equipo. Un complemento perfecto a Vicedo, que sigue avanzando en su recuperación baloncestística. Hoy el capitán anotó un triple clave cuando más se acercó Herbalife.

Aunque para triples, el de Kenny Kadji. Ojito a este jugador. Estudiantes tiene, lustros después, a un pívot intimidador (secó a Bourousis), sin alergia a la pintura y con amenaza de tiro exterior. A Kadji Gran Canaria no le esperaba. Desde la esquina, a 25 segundos del final, finiquitó el encuentro. Indispensable desde ya en este equipo.

La grada se desesperó algo más con Palacios por chupón y con alguna acción de Arteaga en sus ya típicos fallos a un metro del aro y de Dukan, despistado en labores defensivas. Pero, salvo eso, la afición se marchó contenta y esperanzada. Esperanza, esa es la palabra.

En realidad, y es otro gran avance con respecto al año pasado, todos los jugadores suman y asumen su rol. Cinco jugadores por encima de los 10 puntos es una magnífica noticia.

No se romperá la cabeza Dzikic: el que se deje todo atrás, jugará; el que desconecte un minuto o se lanza dos piedras, al banco. Aleksandar es el gran fichaje de la temporada. ¡Hasta pidió revisar una jugada! Lo nunca visto con anteriores entrenadores. El serbio salió ovacionado y no lleva ni dos meses en Madrid.

No quiero ser gafe, pero qué buena pinta tiene todo.

Leer más: EL 1X1 DEL MOVISTAR ESTUDIANTES VS GRAN CANARIA


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *