Movistar Estudiantes 19/20: cuarto a cuarto

Publicado por Victor Plaza en

Sí, la expresión ‘cholesca’ está manida, pero evidencia la realidad, que es lo que importa. El famoso ‘partido a partido’. Nos conocemos y sabemos la ilusión que genera el Estudiantes cada pretemporada, más este año si cabe. Pero, también por experiencias anteriores, conviene bajar a la tierra y no proclamar quimeras antes de tiempo. Por la tranquilidad de todos. Para evitar la (enésima) decepción. Y después, cuarto a cuarto hasta el partido final.

El viernes es el día que Movistar Estudiantes deja atrás los experimentos de pretemporada y abre su curso 19/20. Lo hace en una cancha de relumbrón, Vitoria. Después, el domingo en el Wizink Center contra Gran Canaria. Por lo tanto, ya desde el primer minuto, la historia se pone seria.

Por fortuna, el equipo no parece tener nada que ver al dubitativo, soso y derrotista del año pasado. Han cambiado muchas cosas y, parece que por fin, no se ha disparado al aire. Todo lo que Estudiantes ha cambiado este verano está meditado y responde a las peticiones de un estilo de juego orquestado por un entrenador. Sí, hay técnico esta temporada.

Aleksandar Dzikic es el gran fichaje. Él, y después el resto. Él y su experiencia en los banquillos europeos para capitanear el rumbo colegial. Dzikic es el mejor entrenador que Estudiantes se puede permitir, incluso algo más. Tras la nefasta gestión de un novato como Berrocal, Willy Villar se deja de probaturas y apuesta a valor seguro.

El serbio y su prometedor cuerpo técnico en la banda (Javier Zamora y Daniel Gómez)…y Darío Brizuela en la pista. Ni Valencia ni naranjas de la china. Aquí sigue el mejor jugador nacional de la pasada temporada -600.000 euros cuesta la cuestión-. Otro que supera el nivel del club. Aprovechémoslo. Y ahora, más maduro, más fuerte, más líder.

Por Darío pasarán gran parte de las opciones del Estudiantes, aunque el vasco está mejor rodeado que otras campañas. Philip Scrubb, por ejemplo, es un internacional canadiense con una IQ por encima de la media. Otro Phil, Pressey, viejo roquero y perro de presa defensivo, le descargará de responsabilidades. Y en el tres, Nemanja Dangubic, cuya explosión puede llegar en cualquier momento. Hace de todo y bien. Un multiusos. Y serbio, que vale doble.

Hace algunas semanas, solo existía un punto negro en la planificación de la plantilla. La pintura. Ay, la famosa pintura. Y aunque no sea para tirar cohetes, con el presupuesto que hay es más que aceptable. Palacios y Dukan, agradables sorpresas de la pretemporada. Especialmente este último, que tiene una mano muy consistente. El estadounidense dará más de una alegría a la afición. Seguro.

Aunque la estrella por dentro es sin duda Kenny Kadji, el último en llegar. Se le notará la falta de semanas de entrenamientos, aunque es petición expresa de Dzikic. Intimidador, potente y con rango de tiro. Titularísimo.

Como fondo de armario, un Víctor Arteaga más maduro, pero al que aún le quedan varias marchas que avanzar. El carácter del nuevo entrenador será fundamental para lograr la mejora del ex del UCAM Murcia. Kladim Sow le disputará minutos y oxigenará a los otros interiores. Entrega y ganas no le faltarán.

Vicedo y Sola completaran el equipo. Dos casos opuestos. Edgar, ante su gran oportunidad para recuperar lo perdido -por falta de minutos y malas actuaciones- la temporada pasada. Cuenta con la absoluta confianza de Dzikic, y ya en pretemporada ha vuelto a un cauce habitual de jugador importante. Es el ‘veterano’ de esta plantilla. Estudiantes le necesita en los dos aros.

Por su parte, la situación de Adams Sola -con ficha única en la primera plantilla– es de una incógnita mayor. Sigue apareciendo en necesidades defensivas, pero no se atreve a mirar a aro. En pretemporada, Giedraitis y Arroyo le han adelantado en la rotación. Aunque con algo más de experiencia en la ACB, puede recuperar el puesto de último hombre en la rotación exterior.

En total, 11 fichas con la posibilidad de contratar a un no comunitario durante la pretemporada. Aunque mejor no hacerlo, ya que significará que el cuento está gustando.

Pretemporada de nivel, experimentos…y una gestación

Movistar Estudiantes ganó 5 amistosos y perdió 3. Contra equipos ACB: dos derrotas (Gran Canaria) y tres victorias (Unicaja, Bilbao y Betis). Y eso que Kadji llego a última hora y Scrubb estuvo concentrado con Canadá en el Mundial durante buena parte de la pretemporada.

Dzikic ha utilizado a todos sus hombres, con evidente reparto de minutos y una agradecida utilización de la cantera. Stoilov, Arroyo y Giedraitis han tenido sus opciones con el primer equipo. Ninguno tendrá ficha única de ACB, aunque será habitual ver a Dovydas en las convocatorias. Le encanta al entrenador, que no dudará en dar oportunidades a un canterano si lo merece. Por ahora, el joven lituano ha respondido. Es la próxima perla emergente del Ramiro.

¿Y en cuanto al juego? Ya no hay posesiones tediosas. Sin la pausa de Cook y la falta de ideas de Hakanson, Estudiantes busca la velocidad y verticalidad. Con grandes penetradores (Pressey, Brizuela o Dangubic) y un completo arsenal de recursos ofensivos en el perímetro.

En defensa, la intensidad de Dzikic se traslada a la pista. 10-11 jugadores disponibles al 100%, polivalentes y con rapidez para los cambios y ajustes. Así llegaron los fichajes y así lo han demostrado durante buena parte del verano, con excelentes minutos defensivos. El reto es continuar con la buena dinámica a partir de ahora.

Termino con una declaración del capitán Vicedo, que revela el nivel de identidad y unión que desprende el equipo a una velocidad de vértigo: «estamos consiguiendo sacar ese gen competitivo en todas las facetas». Ese gen. La clave del éxito sea cual sea la meta: salvación o cotas más altas. Eso que no tuvo Estudiantes la pasada temporada. Eso que empieza desde la pizarra y termina en el último hombre de la rotación.

Hay mimbres, es una realidad. Pero ya saben: partido a partido. O cuarto a cuarto, si les gusta más.

 

 

 

Categorías: Análisis

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *